Plan de Seguimiento     

El Plan de Seguimiento tiene como objetivo informar y, con ello, difundir a la población el proceso de implantación del Plan de Acción Local, evaluar el grado de cumplimiento de las propuestas y su efectividad, así como el progreso hacia la sostenibilidad del propio municipio. En función de esto, el Plan de Acción se puede ir adecuando a las nuevas circunstancias y situaciones que se produzcan, adaptándolo a la evolución del contexto ambiental y socioeconómico del municipio.

Este Plan tiene un carácter técnico, destinado a aportar información a los responsables municipales, y un carácter de comunicación, que ha de permitir a la ciudadanía hacer un seguimiento del proceso.

El Plan de Seguimiento se basa en un Sistema de Indicadores de Sostenibilidad, definidos como parámetros con capacidad de caracterizar numérica y gráficamente el estado y evolución del municipio y la respuesta que se pueda dar desde los actores locales para mejorar la situación y avanzar hacia la sostenibilidad. Estos indicadores permiten:
  • Evaluar el grado de cumplimiento de los proyectos definidos en el Plan de Acción y su efectividad
  • Medir el proceso hacia la sostenibilidad del propio municipio
  • Facilitar la posibilidad de comparación con otros municipios que estén implicados en el proceso de Agenda 21
  • Dar a conocer a los ciudadanos los cambios que se producen en el proceso de mejora ambiental y socioeconómica
  • Impulsar la implantación del Plan de Acción Local
  • Ayudar en la toma de decisiones políticas respecto a la sostenibilidad del municipio
  • Obtener una visión totalizadora de los intereses predominantes en el municipio
En el Plan de Seguimiento para Alberite de San Juan se consideran dos sistemas de indicadores independientes y complementarios:
  • Sistema Homologado de Indicadores de la Red de Ciudades y Pueblos para la Sostenibilidad de la provincia de Zaragoza (REZ 21).
  • Sistema de Indicadores propio para el municipio.
El Plan de Seguimiento, al igual que la propuesta de Plan de Acción, debe ser aprobado en primer lugar por el Foro de Participación Ciudadana y posteriormente y con carácter definitivo, por el Ayuntamiento en pleno.